Odontología Equina

Procedimientos para los Tratamientos Dentales en los Equinos

Minientrada Posted on Actualizado enn

Publicado el: 26/12/2008
Autor/es: MVZ. Fernando Navarrete. Teniente de laPolicia Nacional del Ecuador.
 
Limado de molares
La frecuencia en la que el veterinario debe llevar a cabo este procedimiento dental de rutina, como se trata el limado de molares, una atención adecuada a los procedimientos dentales profilácticos dará al caballo una función mucho más satisfactoria al masticar, y prevendrá potencialmente la aparición de una secuela indeseable como la gingivitis.
El limado de  molares sin abreboca por lo general se lleva a cabo sin colocar este, y la boca se abre sosteniendo un pulgar en el paladar duro en el lado opuesto a donde el clínico Veterinario desea insertar la lima. Una vez insertada ésta, a menudo se puede sacar la mano de la cabeza/paladar duro, porque la lima tendrá a mantener la boca abierta.
Un método distinto consiste en la inserción de un abreboca, se debe recordar que al llevar a cabo el limado de molares en el caballo, el operador tiene que pararse directamente frente a él y, por tanto, será vulnerable a patadas o golpes. Si el veterinario se siente particularmente vulnerable, le puede atar al caballo una camisa alrededor del cuello, lo que establece una barrera por si el caballo intentar golpear.
En general, no es necesario sostener la lengua del caballo cuando se intenta limarle los molares. El objetivo de este procedimiento es remover la puntas de esmalte o las proyecciones afiladas de los dientes, que estén complicando la masticación o irritando las encías o labios. Cuando se lima la arcada superior, el aspecto bucal (labial) de la arcada debe limarse a un ángulo aproximado de 60 grados, mientras que la arcada inferior se debe limar el aspecto lingual. Se utiliza una lima con ángulo para los primeros premolares superiores, y una lima recta en los premolares caudales, molares y arcada inferior, debe tenerse cuidado especial para que cuando se limen los dientes no se lastime la mucosa. Es importante eliminar cualquier punta afilada o ganchos que pudiera haber en el aspecto rostral de los primeros premolares superiores. Esto a menudo se logra con una lima a 45 grados, o con una lima pequeña para manos. En general, se tiene mejor control del procedimiento si la lima se sostiene muy cerca de la cabeza del animal.
Extracción de los dientes coronas deciduales y dientes de lobo (primer premolar), esto puede estar tanto en la arcada superior e inferior, pero se encuentra con mayor frecuencia en la superior.
Existe una fuerte pero infundada creencia, dentro de la industria equina, en el sentido de que los dientes de lobo crearán problemas en los caballos jóvenes cuando trabajen con el bocado puesto. Por esta razón, la extracción de los dientes de lobo es un procedimiento que se practica con frecuencia, pero sin mayor fundamento científico. La lógica dictaría que los dientes de lobo necesitan extraerse sólo si están impactados, con la consecuencia irritación gingival o daño a los labios, o bien, si están mal colocados. Se han propuesto varias técnicas para su extracción, cuando está indicada. En la mayor parte de las circunstancias, se utiliza elevador dental para aflojar el diente, después de lo cual se le extrae utilizando pinzas.
La retención de la coronas deciduales es un problema frecuente en caballos jóvenes. Una indicación para su extracción es la presencia de bordes afilados sobre ellas (que pueden detectarse por palpación), con la consecuente irritación  a la mucosa gingival y bucal. Otra indicación para el retiro de la coronas es la reacción periódica significativa y el dolor que ocurren en asociación en el brote de premolares permanentes en las arcadas maxilar y mandibular. Esta reacción a menudo está asociada en caballos jóvenes. Las coronas pueden desprenderse utilizando un elevador de hueso, pinzas comunes o pinzas para cortar hueso. Existe una alternativa en el uso de un desarmador de buena calidad. En caballos que resientan la mandíbula de la región bucal, se puede inyectar anestésico local alrededor de la línea de la encía del diente afectado, o aplicar un aerosol anestésico.
Los ganchos grandes y puntas afiladas pueden requerir el uso de cortadores especiales de dientes o de un cincel, o bien ser esmerilados con una fresa dental. Cuando se intenta eliminar puntas afiladas y ganchos con cortadores de dientes de una sola vez, por el gran riesgo de fracturar el resto del diente sano.
Extracción de dientes
En caso de enfermedad periodontal grave, los premolares afectados pueden estar lo bastante flojos para permitir su extracción con un par de pinzas dentales grandes para animal. El procedimiento suele requerir anestesia general, y si se fracasa en el interior de extraer el diente con pinzas, lo siguiente es la expulsión del diente utilizando técnicas de trepanación y extracción retrógrada. Este procedimiento es más completo que el intento de extraer el diente con pinzas dentales; los procedimientos de extracción dental se describen en una variedad de textos de cirugía equina.
Caries dental
La caries dental es una enfermedad que se caracteriza por destrucción del cemento de los dientes, a causa de descomposición de alimento retenido y la presencia de microorganismos, con la consecuencia destrucción de la integridad dentaria. Es una situación similar a lo que ocurre en humanos, sobre todo, la caries dental es un problema común en caballos viejos, es mejor prevenir la pulpitis por medio de atención oportuna periódica de los dientes, para asegurar una masticación apropiada, una vez que la enfermedad tiene manifestación clínica (pulpitis, periostitis u osteomielitis) el tratamiento de elección es la extracción del diente y tejido enfermo.
Picos, ganchos y bordes afilados en el esmalte
La acción masticatoria del caballo produce desgaste de los dientes , que a menudo ocasiona picos de esmalte afilados sobre los premolares y molares, los dientes de la arcada dentaria superior están más ligeramente separados que los de la arcada inferior de modo que producen una mayor número de picos afilados en la parte externa de los dientes (superficie labial) y de la arcada superior y en la interna (superficie lingual) de la arcada inferior, estos picos ocasionan lesiones  al interior de las mejillas o a lado lateral de la lengua durante la masticación, puede ser obvio que existe dolor a la masticación, los picos de esmalte son una causa común de conducta poco usual o refractaria ( p. ej., agitar la cabeza) cuando una caballo esta siendo montado, a causa del dolor que produce por el bocado. El tratamiento es limar el exterior de la arcada superior y el interior de la arcada inferior, según requiera, extracción de gancho si el caso amerita su presencia en el borde rostral del primer premolar superior y ultimo premolar inferior, las ulceras y abrasiones bucales se trata tópicamente con solución de yodo al 1%, incluye alimento blando y agradable al paladar.
Desgaste dental excesivo y desproporcionado
La masticación anormal a causa de malformación de la mandíbula o maxilar, o por ausencia de dientes como aquellos caballos Aerófagos (Nota ers: Tragan aire), coprófagos (Nota ers: Las heces contienen cantidades importantes de alimentos semi-digeridos como consecuencia de la poca eficacia de los sistemas digestivos, en especial de los herbívoros.), pueden ocasionar una variedad de trastornos dentales, los problemas dentales incluyen “boca ondulada” (Wave mouth), “boca en cizalla” (Shear mouth), “boca de escalón” (step mouth) o “boca lisa” (smooth mouth).
La “boca ondulante” se debe a el desgaste disparejo de las superficies de las arcadas, ocasiona picos y valles más pronunciados en las superficies dentales, el desgaste anormal de los incisivos, que suele ser secundario por vicio en las caballerizas en caballos coprófagos que muerden bordes duros o ingestión de tierra, arena o concreto.
La “boca de escalón” se debe a premolares y molares grandes y pueden afectar múltiples dientes o uno solo, por lo general se debe a la ausencia o daño a los dientes de la arcada opuesta, en este caso de producen abrasiones en el interior de las mejillas y aspecto lateral de la lengua.
Los bordes afilados a menudo se encuentran en el aspecto lateral de la arcada superior, y el aspecto medial de la inferior.
La “boca en cizalla” se debe a que la arcada superior es mucho más ancha que la inferior.
Los caballos pueden tener un empeoramiento de los patrones normales de desgaste, o patrones de desgaste poco usual si el grado de mal oclusión se complica  con “boca de perico” (Braquignatismo) la mandíbula tiene un crecimiento menor y “boca de papiche o chancho” (Prognatismo) cuando el crecimiento es menor de la maxila.
En la edad avanzada, los dientes puede estar desgastados hasta a nivel de la encía, a esto se denomina “boca lisa”, este problema se puede exacerbar en caballos que comen sobre suelo arenoso o pedregosos.
Debe hacerse un limado vigoroso de los dientes para achatar lo picos y bordes afilados, e intentar corregir la mal oclusión.
Puede requerirse la corrección del problema subyacente en caballos Aerófagos, como evitar que el animal muerda bordes duros en las caballerizas, y aplicar estrategias para reducir la ingestión de arena, ofreciendo el alimento en comederos o en tapete grandes de hule.
Los dientes permanentes excesivamente largos pueden requerir el corte o limado quirúrgico. Por lo general se requiere atención dental frecuente por lo menos cada 6 meses o dos veces por año en caballos con manifestaciones graves o patrones anormales de desgaste cada tres meses.
Enfermedad periodontal
Esta es el resultado de una oclusión anormal de los dientes que ocasiona gingivitis, lo que permite la acumulación de alimento en los surcos gingivales, esto, a su vez ocasiona erosión en los surcos, sepsis alveolar, y finalmente perdida de los dientes, ocurre en caballos de todas las edades pero más frecuentemente  en caballos mayores de cinco años, se debe realizar un tratamiento como lavado bucal, para eliminar el material necrótico de las bolsas de infección utilizar antiinflamatorios y antibióticos, si el diente esta gravemente afectado debe extraerse si así lo requiere.
Dientes supernumerarios
No se conoce con exactitud la causa de este problema, sin embargo, se piensa que resulta de la división de la matriz del diente permanente, no requiere de tratamiento si sólo esta afectado un incisivo y no se altera la masticación, si esta alargado o se desgasta anormalmente, puede necesitar cortarlo, limarlo o extraerlo, los supernumerarios premolares deben extraerse, debido  su potencial de inducir impacciones (Penetración y detención de un cuerpo extraño en el espesor de los tejidos. II Especie de fractura en que unos trozos o astillas encajan en otros.), mala oclusión y problemas dentales mayores.
































Enfermedades dentales frecuentes en los equinos

Minientrada Posted on Actualizado enn

Publicado originalmente el: 17/12/2008
Autor/es: Dr. Alfonso Fernando Navarrete, Tnte. De Policía del Ecuador. VETERINARIO DE LA UER-CUENCA
“Con la prevención y atención oportuna de las enfermedades dentales se logra reducir hasta en 80% la aparición de colicos, siempre estan en excelente condición corporal y mas aun muy atentos y entregados en su trabajo porque desaparecen las molestias en su boca. Hagan revisar las bocas de sus caballos por lo menos una vez al año por un profesional especializado en odontologia equina.” Renato Rincón F., Médico Veterinario
 
La radiografía de dientes y boca pueden formar parte integral del examen dental. Con cuidado, se pueden obtener radiografías adecuadas de la cabeza y dientes utilizando un equipo portátil, y teniendo al caballo tranquilizado y de pie. La calidad de la radiografía de cabeza y dientes ha mejorado en años recientes a causa del advenimiento de rejillas, películas y pantallas de tierra raras apropiadas. Si se requiere mayor detalle, se indican vistas oblicuas y dorsoventrales; esto se debe llevar bajo anestesia general del ejemplar 


Los Problemas dentales son relativamente comunes en caballos y a menudo requieren atención veterinaria. Como resultado, deben tener buen conocimiento práctico de las formulas dentarias, estructura de los dientes y tiempo de erupción normal de éstos, los caballos tienen al principio dientes deciduos que son remplazados subsecuentemente por dientes deciduos, es básico para el diagnostico acertado de los problemas dentales, la habilidad del clínico para llevar a cabo un examen seguro, meticulosos y rápido de la arcada dental y de la cavidad bucal esta es muy larga y posee un espacio interdentario entre los incisivo y premolares, posee un gran tamaño en las piezas dentales ( 8 cm. De largo), siendo de 36 en la hembras y 44 en los machos son de crecimiento Hipsodontos, de conformación bucal anisognata, lo que significa que la maxila es más ancha que la mandíbula, no poseen contacto completo y su masticación es Latero – lateral, el mecanismo de masticación en condiciones naturales pastorea entre 14 a 16 horas al día, desciende la cabeza y toma el alimento o forraje con los belbos, corta con los incisivos y muele la mandíbula lateralmente para formar el bolo alimenticio requiere de una cantidad promedio de agua 35 litros diarios para mantenimiento.
Dado su potencial de afectar la capacidad para comer del animal, los problemas dentales a menudo se manifiestan ya sea como renuencia a comer o el tirar el alimento de la boca durante la masticación, los bordes afilados pueden causar dolor cuando se monta con un bocado puesto, muestran cambios de conducta como agitar la cabeza, falta de respuesta a las ordenes
Examen Dental Equino
Debe obtenerse una historia apropiada en la que se define en los hábitos de la dieta, cualquier evidencia de desperdicio del alimento de la boca durante la masticación, vicios o mal aliento, edad del animal, después de llevar un examen dental completo. Es importante que el caballo esté relativamente relajado, y en individuos nerviosos es necesario tranquilizante ligero.
Primera Parte
Consiste en una inspección visual de los incisivos, identificando anormalidades de la mordida, como “boca de perico” (Braquignatismo) mandíbula corta o “boca de cerdo” también llamada de “papiches”(Prognatismo) maxilar corto, igualmente la existencia de dientes deciduos. Si es así, debe determinarse si esos dientes están por caerse. El clínico veterinario también debe buscar la presencia de dientes supernumerarios y bordes afilados en los incisivos. Por medio de la palpación externa a través de las mejillas, se puede detectar la presencia de borde afilados en las caras bucales de los dientes, cerca de las mejillas, en particular en la arcada superior.
Examen Visual y manual de la cavidad bucal
Se lleva a cabo un examen más detallado empleando varios métodos, incluye el empleo de abrebocas o espéculo, mientras que otro consiste en una técnica manual sin abrebocas. Las técnicas que no requieren abrebocas se dividen en procedimientos de un y dos manos:
Examen Dental a dos manos
Con el procedimiento a dos manos, se sujeta la lengua en un lado de la boca a través del espacio interdentario, y se deja en esa posición en ese lado, la otra mano del operador se inserta hacia la boca, para sentir los dientes y arcadas dentarias en el lado opuesto en el que se está sujetando la legua. Cuando ésta se sujeta al lado, el caballo por lo regular tendrá la boca abierta, y se puede utilizar una lámpara pequeña par facilitar el examen visual de los dientes del lado opuesto, se debe tener cuidado cuando se saque la lengua, de no ser demasiado agresivo, por que el daño al frenillo en el lado ventral de la lengua puede ocasionar celulitis sublingual, después el operador insertara una mano entre la arcada dental y las mejillas, con los nudillos hacía la mejilla se palpan con los dedos. La idea de este procedimiento es tener la lengua sujeta en una posición entre los dientes en el lado opuesto, de manera si el caballo intenta morder la mano del operador, se morderá primero la lengua, a más , no siempre impide este procedimiento morder los dedos del operador por lo que también debemos tener mucho cuidado.
Examen Dental a una mano
Otro método consiste en una técnica a una mano, en la que el operador inserta su mano domínate a través del espacio interdental, forzando con el dorso la lengua entre la arcada dental opuesta. La palma permanece hacia los dientes que el examinador quiere revisar, por tanto, la mano permanecerá entre la superficie lingual de los dientes de la mejilla que se están examinando, y la lengua. Después de insertar la mano, el operador es capaz de utilizar el pulgar y el índice para palpar las superficies bucales, linguales y mesiales de los dientes. Con este procedimiento el operador puede examinar también áreas de la mucuosa, encías y partes de la lengua. Después  del examen de un lado, la otra mano se inserta  a través del espacio interdental opuesto, para facilitar el examen de la arcada dental opuesta. Insertando una mano, en particular los dedos índice y pulgar, en el espacio interdental, se puede palpar los dientes de lobo (primeros premolares) y los primeros premolares superiores e inferiores. Debe notarse la presencia de dientes de lobo, y si existe irritación local, o la presencia de bordes afilados en el primer premolar.
Examen con abrebocas
Si se desea usar abrebocas e, de Swale parece ser el más útil para el examen de los dientes, Este abrebocas es seguro para el Odontólogo Veterinario y el caballo, y mantiene las arcas abiertas, permitiendo que el operador examine la arcada del lado opuesto, existe también el abrebocas de Hausmann que resulta de gran utilidad para limar premolares y molares.
Examen de los dientes bajo anestesia general
En ocasiones la única manera que se puede hacer un examen satisfactorio y minucioso de la boca y de la arcada dental es después de la inducción por anestesia general corta, con Xilacina 0.1 mg/Kg.  y Ketamina 2.2 mg/Kg, esto permite evaluar más completamente, ya que el paciente coopera.
Radiografía.
La radiografía de dientes y boca pueden formar parte integral del examen dental. Con cuidado, se pueden obtener radiografías adecuadas de la cabeza y dientes utilizando un equipo portátil, y teniendo al caballo tranquilizado y de pie. La calidad de la radiografía de cabeza y dientes ha mejorado en años recientes a causa del advenimiento de rejillas, películas y pantallas de tierra raras apropiadas. Si se requiere mayor detalle, se indican vistas oblicuas y dorsoventrales; esto se debe llevar bajo anestesia general del ejemplar.