Los caballos de Ramsés II: Victoria en Tebas y Mut está Satisfecho.

Minientrada Posted on Actualizado enn


La Batalla de Qadesh, fue un conflicto bélico ocurrido en el año quinto del reinado de Ramsés II, aproximadamente a finales del mes de Mayo del año 1.274 A.C., tuvo lugar en el Valle del río Orontes, cerca de Qadesh (actual Kinza, Siria). Es una de las más famosas de la Historia, porque han quedado escritos en estelas los detalles sobre el armamento y la estrategia que se emplearon en los primeros conflictos históricos.

Fue una batalla entre hititas y egipcios, sin que esté muy claro el motivo de la contienda. Dado que para la época Egipto era ya un imperio, hay quien cree que fue por el dominio de Siria y las rutas comerciales, también hay quienes sostienen que fue una batalla para detener el intento hitita de invadir Egipto. Ambos bandos reclamaron la victoria, sin embargo en la actualidad se ha concluido que tácticamente fue una Victoria pírrica egipcia y estratégicamente fue una Victoria hitita pues puso fin de la campaña de Ramsés II y la invasión del Imperio hitita.

En cualquier caso, el nombre de los caballos de Ramsés figuran en el poema de Pentaur – del que se transcribe un  extracto -, en el que el Faraón exalta el valor que tuvieron para él sus corceles,durante la batalla y expresa su gratitud prometiendo que les daría atención personalizada:

” Así habló Su Majestad a su infantería, a sus oficiales superiores, al igual que a sus conductores de carros… ” ¿ Es que un hombre no se agranda en su ciudad cuando vuelve y se ha comportado como un valiente en presencia de su señor ?…, ¿ No os habéis dado cuenta en vuestros corazones que yo soy un muro de hierro ?, ¿ Qué dirá la gente cuando oigan que me habéis abandonado, solo sin nadie, y que no vino hacia mí ningún oficial superior, capitán o soldado para tenderme la mano, cuando combatía?”

He vencido a millones de países extranjeros, estando solo con mi atalaje: Victoria-en-Tebas y Mut-está-satisfecho, mis grandes caballos. En ellos encontré el apoyo cuando estaba solo, combatiendo a numerosos países extranjeros. Yo mismo continuaré dándoles de comer su alimento, en mi presencia, cada día, cuando esté en mi palacio. Fue a ellos a los que encontré en medio de la batalla con mi caballerizo Menna, los coperos de mi casa que estaban a mi lado, mis testigos en lo que concierne al combate…”

Fuente: Poema de Pentaur

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s