Diseño de Boxes

Posted on


Para construir los boxes hay que evaluar y tener en cuenta muchas variables, tales como el clima, la zona, si la zona es húmeda o inundable, si está a reparo del viento, su orientación respecto a la luz del día, tipo de suelo, etc. 

EL TERRENO

Lo primero que hay que tener en cuenta en la construcción de una cuadra es el terreno sobre el que se va a realizar. Preferiblemente debe situarse en una zona seca, que tenga un fácil acceso a un lugar del que se pueda extraer agua fresca.
El mejor tipo de suelo es aquel que está formado por grava y/o arena, ya que se trata de un tipo de material que proporciona una base firme y al mismo tiempo actúa como aislante de la humedad. Se debe ser consciente de que uno de los máximos peligros en una caballeriza es la humedad, puesto que afecta directamente a la propagación de enfermedades que sin duda alguna afectarán a los miembros inferiores de los ejemplares. Por lo tanto deben evitarse los terrenos húmedos o arcillosos.

En muchas ocasiones, no quedará más remedio que construir sobre un suelo no muy adecuado, cuando sea así se debe extender primero en la zona una base de subsuelo que ayude a crear un drenaje natural hacia la tierra. Y en caso de que la tierra sea sumamente húmeda, lo más apropiado será construir la cuadra a cierta altura del suelo, puesto que es la mejor manera de aislarlo.

LA SITUACIÓN

Al seleccionar el lugar donde se colocará la residencia del caballo, además del suelo, se debe tener en cuenta la posición del sol; buscando el lugar donde incida el mayor número de horas al día. El caballo necesita, al igual que el hombre, de la energía que le proporcionan los rayos del sol; además hay que tener en cuenta que un caballo que nunca recibe rayos solares corre el riesgo de raquitismo, puesto que la vitamina D, indispensable para el crecimiento de los huesos, no puede asimilarse sin la acción del sol.

Pero no sólo eso, el calor del sol ayudará de manera muy importante a mantener los boxes calientes y sin humedad.
Hay que tener en cuenta tambien la direccion de los fuertes vientos (si los hay) durante las distintas épocas del año, por lo que es necesario, tener en cuenta al momento de construir, que la existencia de una buena arboleda puede frenar el viento, y es importante usar árboles de hojas caducas para aprovechar los rayos del sol durante el invierno, en aquellos países donde ocurran las cuatro estaciones.

LA VENTILACIÓN

Es sumamente importante, tener en cuenta que una correcta ventilación resulta también imprescindible en el diseño de unos boxes. El box debe estar bien aireado, en este sentido siempre se recomienda realizar la puerta en dos partes, de manera que se pueda dejar una de ellas (la superior) abierta, lo que además servirá para que el animal asome la cabeza para entretenerse y distraerse. 

En caso de que se decidan incluir ventanas, es conveniente colocarlas en la misma pared en la que se encuentre la puerta. De esta forma se evitará que se produzcan corrientes de aire, que como cualquier amante de los caballos sabe bien, suponen uno de los mayores riesgos para la salud de estos animales.

Las ventanas deberán abrirse hacia dentro, de forma inclinada y con las bisagras en el lado inferior. De esta forma el aire que entra por ellas se dirige directamente hacia arriba, circulando después por el resto de la cuadra, sin temor a la formación de corrientes. Además cabe señalar lo adecuado que resulta la inclusión de unas celosías de madera situadas en lo alto de la pared, justo por debajo del techo, ya que servirán para la expulsión del aire viciado y los malos olores.




LOS MATERIALES

En la selección de los materiales con los que se construirá la cuadra, se debe comenzar por el suelo. A pesar de que en última instancia se trata de una elección personal, lo cierto es que se deben tener en cuenta determinados detalles:

– Debe ser duro.
– No debe resbalar (supondría un serio riesgo para el animal).
– Debe permitir el drenaje de cualquier líquido.

Respetando todas estas variables, suelen utilizarse una serie de materiales entre los que cabe destacar: ladrillos,  hormigón (cemento), arcilla, madera y terracota. Muchos seleccionan ladrillos, puesto que presenta gran resistencia, al tiempo que un correcto drenaje. Si al decisión recae sobre la utilización de éstos, deberán colocarse de canto, sobre un lecho de arena previamente apisonada y nivelada.

En caso de que se elija el hormigón (sin duda la opción más económica), se deberá prestar mucha atención, puesto que con el tiempo tiende a volverse resbaladizo. Para evitarlo siempre es recomendable cubrir el suelo con un material rugoso.

En cuanto a la madera, aunque en principio suele parecer una de las opciones más adecuadas; puesto que es cálida para el animal y bastante limpia, cierto es que se debe tener sumo cuidado con ella, puesto que siempre presenta cierta tendencia a astillarse y a pudrirse.

Por otro lado, pasando ya a la construcción del tejado, deben tomarse todas las precauciones posibles, preferiblemente utilizando un material a prueba de fuego.

En cuanto a los elementos que se incluyen en el box, éstos deberán ser los menos posibles. Cuantas menos aristas con las que el animal pueda lastimarse, mejor. En ese sentido será recomendable usar comederos que no sean fijos y se colocarán únicamente dos aros, una a la altura de los ojos para atar una red para el heno y otro al lado, para atar al caballo.

EL DISEÑO DEL BOX

El box es la casa del caballo, un lugar donde pasará muchas horas del día, por eso es fundamental que le resulte lo más cómodo posible. A la hora de diseñar el box, lo primero a tener en cuenta es su tamaño, el cual se calculará teniendo en cuenta el tamaño del animal. En este sentido conviene saber que unas medidas de 4 x 4,3 metros (área: 17,2 mts2) sirven para acomodar convenientemente a un caballo del tamaño de un “hunter” grande o un caballo de carreras.
Para los ponies la medida ronda los 3 x 4 metros (12 metros cuadrados de área). Pero de cualquier manera, la medida mínima nunca deberá ser menos de 2,6 x 3 metros para un área total de 7,8 metros cuadrados.



Si la cuadra tiene dos hileras de boxes ellas deberán estar a una distancia mínima de 3 metros para que permitan trabajar con los caballos en el pasillo en forma adecuada, también argollas son necesarias, empotradas en las paredes donde permitirán atar las riendas.


Fuente: web mundo de caballos
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s